Header

Header

martes, julio 18, 2006

Gris...



Hay días tan grieses
el mar cubierto de nubes es gris
como gris es la llegada de la noche
aún la llegada del día es gris
como la lágrima de un niño solitario
y como el pesarse sólo entre el bullicio
también eso es gris
y es gris una sombra
y la silueta de las tetas también lo son
y es gris el sueño
un apartamento lleno de sombras es gris
y todo es gris
como gris es un hombre en la ciudad
calzando de poemas
en donde el papel es gris
y un perro que pasa es gris
y la puta de la esquina es gris
y mirar a las montañas
y la forma de los montes es gris
como el punto final
cuando el verso se acaba es gris
al caer la nube en el cuerpo
es gris
y una mano en la carne es gris
como la palabra amor
y la caída de los cristos de alma
también es gris
como un bolero en una barra
o el gemido en un carro
es gris
cuando un reloj de arena se rompe y cae,
cuando una mirada se desnuda y suda
cuando una carcajada gime
es gris
al caer mis dedos sobre este papel
es gris
cuando sangra mi hombre sin color
es gris
como gris es mi suspiro
y mis letras
cuando afuera llueve gris
estando yo tan colorido.

4 comentarios:

Yiara Sofía dijo...

Angel de mi alma...las horas sin tí son gris, no importa que el día sea de arcoiris. Bella manera de desnudar el alma y la vida en letras. Como desde el comienzo...admiro tu arte. Me encantó la "caída de los cristos del alma". Me despido con una lágrima gris que acompaña a ese niño solo que tanto extrañamos tú y yo y que corre por las esquinas de este apartamento gris, esa playa gris y esa montaña gris. Un beso, chiquito!

Patricia Minalla dijo...

Me gusta como reflejas un estado de ánimo, al leerlo sentí que un rayo de luz m penetraba la nostalgia, gracias por el compartirlo Angelito.

Afectos

Yadneysha dijo...

Es increíble como un color puede describir como nos sentimos. El gris es un color que demuestra para muchas personas la tristeza o depresión. Pero lo describes de manera espectacular. Gracias por compartir tus palabras con nosotros. Cuídate.

Saudade dijo...

Este poema dice mucho, muchísimo. Me gustó mucho. Y te entendí tanto en cada verso... yo también me he sentido así.
Besos.