Header

Header

martes, julio 16, 2019

Carta a Ricardo Rosselló



Carta a Ricky Roselló Ricardo Roselló: Yo soy parte del pueblo de Puerto Rico. Soy un hombre mayor de edad, fruto del Departamento de Educación y de la Universidad de Puerto Rico en Cayey. Me hice profesional y artista por mi pasión, necesidad de expresarme y conmigo parte de mi patria y gracias a personas que fueron guías y maestros de los cuales aprendí en lo creativo y personal; Gente que me enseñó a hacer los correcto y a reconocer cuando se falla. Como puertorriqueño te digo que no me representas; Me avergüenzo de que seas puertorriqueño; Y que por las razones que te expondré, NO TE PERDONO: De entrada: - Porque llegaste a la gobernación engañando a la gente con un plan que nunca dijiste y que quedará para la historia, por tus acciones, que era utilizar el poder que te daría la Constitución, para crear formas de robar y destruir al país en todas las instituciones que lo componen. - Porque sabías que no estabas preparado emocional ni con la experiencia suficiente para para gobernar un país cuando nunca en tu vida laborar habías tenido experiencia ni de supervisar a un grupo pequeño de personas. Aún así tu hambre de poder y bajo el nombre manchado de tu padre, llegaste al poder y el mismo te embriagó y te rodeaste de otros igual a ti. Por lo pasado post María: - Por todos los que murieron, en especial los seres queridos de mi gente amada, durante y a consecuencia del huracán María por la ineficiencia de tu gobierno y tus funcionarios que pusiste como sello de goma para que tú actuaras como un dictador wanabi. - Por los muertos que no respetaste ni le diste honra y que estaban tirados como carnes en furgones sin condiciones óptimas y de los cuales tú y tus secuaces se burlaban en tu chat. - Por todos los que se suicidaron porque no les llegaban los suministros ni visitas de agencias del gobierno mientras tú y los tuyos hacían política con la necesidad de nuestra gente y en las espaldas se burlaban inmisericordemente como salió revelado en tu chat. - Por todo el dinero que llegó y se malgastó y tanto otro que tu esposa tendrá que explicar en su momento mientras la gente moría de hambre, de sed, de abandono, de desesperación, de enfermedades que se creían erradicadas, y sin nada de nada. - Por mi familia y amigos a los tu incompetencia y propaganda obligó a irse del país; Algunos con suerte de encontrar trabajo; Otro a “ghettos” bajo condiciones casi infrahumanas. Por los que aún sufren la tristeza de haber sido resembrados en otras tierras y que no pueden regresar porque no tienen casas, sus trabajos ya no existen y tú has destruido lo poco de país que dejó el huracán María. - El haber hecho del Centro de Convenciones el epicentro de la corrupción y una pasarela ante el mundo de una realidad absolutamente diferente a lo que pasaba en toda la Isla. - Porque le reíste las gracias al nefasto presidente de los Estados Unidos y te hiciste selfies con él mientras la gente moría por todos lados, se pasaba hambre y en muchos lugares reinaba la anarquía y no tuviste el valor de defender a nuestra gente. - Por manipular las estadísticas para presentar al mundo una farsa del desastre que pasó por nuestra isla y luego otra peor para recibir fondos de Estados Unidos para repartirlos entre tus amigos contratistas mientras la gente no veía resultados. Por lo de ese infame chat: - Por burlarte de la muerte de personas que sí han hecho cosas importantes por este país; Por sus luchas e ideales claros; Respetados por los suyos y aún los que difieren de los mismos; Y gente muy digna que entregó su vida por la patria y son ejemplo de lo mejor de este país. - Por reírte y burlarte de la gente de tu propio partido en el cual milita gente que quiero, respeto y valoro porque sí cree en ese ideal, pero para quien Puerto Rico es primero. - Por humillar a la mujer puertorriqueña con la diversidad de ellas que atacaste cuando tienes una madre, una esposa y una hija. ¿Cómo te sentirías si encontraras un chat parecido al tuyo en donde se burlan de esas mujeres en tu vida? Claro, tú usarías el poder del Estado para atacar, perseguir, juzgar y condenar. Esas mujeres que tú y tus secuaces atacaron, no tienen ese poder más allá de, en la mayoría de ellas, su dignidad y su record de lucha por lo que creen dentro de lo limitante de una sociedad machista de la cual tú eres ejemplo de lo peor de ella. - Por provocar violencia para acallar y perseguir a quienes piensan diferente a ti y sus familiares. - Por burlarte de personas por su físico, su sexo, su religión y quienes no pueden defenderse. Con el dolor y las necesidades básicas desviando ese dinero a tu corrupto, inepto, incompetente y sello de goma de gabinete y sus contratistas mientras matabas la credibilidad de la Isla ante los mercados y ese país del cual nos han hecho depender y que por tu culpa en este tiempo, solo nos ha dado limosnas. - Por haber jugado, como un niño, durante toda tu gobernación con las necesidades humanas como teniendo un plan médico que no suple las necesidades de un pueblo y que creó tu padre y no poner control sobre la prestación de servicios médicos y el ridículo costo de los medicamentos. - Por haber intentado cuartear la educación del país cerrando escuelas usando una corrupta que se robaba el dinero de su propio Departamento y repartía contratos por consideraciones personales y políticas. - Por lo que has hecho y permitido de hacer a la Universidad de Puerto Rico de quitarle los recursos necesarios para seguir siendo una educación de vanguardia en la preparación de los profesionales que habrán de seguir construyendo y manteniendo este país y de vez su nivel de humanismo tan necesario en este tiempo siendo tú el peor ejemplo de ello. - Porque ahí destruiste a la Junta de Control Fiscal, pero tus acciones consecuentemente han sido de ser un servidor de ellos. - Por burlarte de la cultura de este país y sus recursos humanos y artísticos en la infinita diversidad de ello mientras le quitaste más del 75% del presupuesto del Instituto de Cultura; No hay un registro de las obras de arte que son la riqueza intelectual de nuestro pueblo; Y los centros culturales de los pueblos, en su mayoría, están inoperantes. Sin embargo, si te perdono por haber mostrado tu verdadera cara, tus intenciones, tu salvajismo, tu inmadurez; Tu falta para ser un hombre de Estado que nos represente; Por mostrarnos el hombre al cual todos debemos aspirar a nunca ser. Hay gente que espera porque la historia los juzgue; A ti tú mismo provocaste tu juicio y en donde quiera que te vayas o viajes, habrá un puertorriqueño que te recuerde lo miserable que eres y que pretendiste destruir nuestra patria que fue forjada por hombres y mujeres, aun de tu visión política, que amaron a Puerto Rico aun sobre sí mismos. Ojalá y algún día en algún lugar tú mismo te perdones. En mi Puerto Rico nadie del cual no dependa políticamente de ti, te perdonará. Que encuentres paz algún día. Los que nos quedamos en Puerto Rico supimos por nosotros, no por tu gobierno, levantarnos del huracán María bajo las peores condiciones y así también lo haremos del huracán de tu paso por nuestra vida civil. Por tus hijos y familia, por la mía, por el amor propio y al país que te queda, has lo justo y renuncia y que otra persona pueda devolver la paz emocional a nuestro país. Ya el 2020 dirá qué seguirá… Angel L. Matos


martes, marzo 19, 2019

Haberes sensoriales



He visto al rayo tomar aliento
bajo el manto atormentado del tiempo
bajar la cuesta azul donde cuelga la noche
bajo una mirada desgarrada de derroche.

He escuchado el silbido vestirse
tomar la osamenta del eclipse
coger el color de la tormenta
en un aullido de ganas gemelas.

He tocado la curva de una palabra
degustado el sonido encarnado que habla
saboreado la voz en cuerpo que suda
palpado la erección que una hembra conjura.

He convocado los sentidos anudados a nombre
contado con los dedos su años feroces
acariciado con la memoria su rumor de espejos
con un verso donde se humedecen deseos.