Header

Header

lunes, febrero 04, 2008

Desvelo

Las horas caminan,
se detiene el tiempo,
abro y cierro los ojos,
y nada pasa;
afuera sonidos,
la obscuridad absoluta,
la distancia que gime,
y nada pasa;
un libro claroscuro,
palabras fluorescentes,
letras que se confunden,
y nada pasa;
la angustia del vértigo,
el calor y el frío en riña,
el no saber ni ser,
y nada pasa;
las historias corriendo,
los rostros volando,
las voces confundiéndose,
y nada pasa;
una sed seduciendo,
un hombre abrazando,
un letargo latiendo,
y nada pasa;
un ella en la memoria,
un cuerpo sobre los rascacielos,
un silencio sobre las olas,
y nada pasa.

1 comentario:

Henry dijo...

EL Letargo de la espera.

Soberbio, simplemente.