Header

Header

lunes, septiembre 24, 2007

Nada personal...


Abro las palabras
florece la carne y la sangre
abro surcos con los dedos
un silencio resuena en mis huesos
blasfemia, hija de tus manos,
grito de mis entrañas
sobre las cenizas de mi hombre
surge una sombra colorida
un poliforme cuerpo
bañado en una canción de Sabina
alumbrado por una luna plateada
sobre una almohada de palabras;
es que soy tan sensible
que me insensibiliza un adiós
cuando el perdón decora el olvido
y las lenguas son látigos
y las letras cuchillos
y el sustantivo amor sólo un eco
al paso de los días
cuando trotan a galope las historias
en esta isla de dioses y endiosados
en este rincón del Caribe mítico
en donde un ángel lame sus alas manchadas
en una esquina silbándole a la noche.

1 comentario:

wasarry Say nO MOre dijo...

Poeta sus palabras son conmovedoras; busco la forma de no mirarlas sobre usted pero se me hace imposible desfigurar ese tatuaje que lleva su alma...

Afectos desde la vecina isla.